La persona hipocondríaca interpreta personalmente cualquier sensación corporal u otro signo que aparezca en el cuerpo como un indicio de enfermedad.

Cuando el médico descarta la enfermedad, el hipocondríaco se tranquiliza momentáneamente pero su preocupación regresa al cabo de un tiempo.

Es importante mencionar que esta preocupación genera un deterioro social, laboral o de otras áreas relevantes de la actividad de la persona

Join the discussion 21 Comments